Dejemos de crear campañas y comencemos a crear emociones

 

Un día leí un artículo de Bernd Schmitt sobre el marketing emocional que me llevo a reflexionar sobre como se estaba aplicando este tipo de marketing en el mundo. Mi sorpresa fue que casi no existía información sobre este tema y el material disponible no estaba muy actualizado.

Black Girl with Headphones

Con esta inquietud en la mente decidí investigar sobre el tema y posteriormente fundar Sensorik , sickness agencia especializada en marketing sensorial y emocional.  Después de 2 años de haber fundado la agencia y haber trabajado con varias marcas, for sale me he dado cuenta de lo poderosos que son los 5 sentidos para transmitir cualquier tipo de mensaje o idea y sobre todo de que muchas de las decisiones que tomamos se basan en lo emocional.

Por ejemplo, si yo les preguntara: ¿por que se casaron? o ¿por que tienen de pareja a la persona que escogieron para compartir su vida?, seguramente la respuesta estaría basada en lo emocional.

Afortunadamente no todos los días tenemos que escoger pareja, pero si tenemos que decidir entre: Coca Cola y Pepsi, Apple y Microsoft, Sabritas y Barcel, Mc Donalds y Burger King y una larga gama de productos con los que nos topamos en nuestro día a día.

¿Pero que es lo que hace que nos decidamos por un producto y no por otro?

Anteriormente pensábamos que era gracias a una buena publicidad, pero actualmente somos bombardeados con más de 30,00 mensajes publicitarios al día. Al ver tanta publicidad por todos lados obviamente se pierde toda efectividad y el impacto es muy bajo y en muchos casos hasta nulo. Si no me creen, traten de recordar 3 anuncios que hayan visto hoy.

Otro error que se comete constantemente es pensar que escogemos el producto que ofrece la mejor calidad o mayor cantidad al mejor precio, sin embargo hoy en día los productos en los anaqueles no ofrecen prácticamente ninguna diferenciación y cualquiera puede hacer una estrategia de descuentos u ofertas en el punto de venta.

La respuesta para saber que es lo que hace que nos decidamos por un producto y no por otro en realidad, vive en nuestro inconsciente. Así es, el 95% de las decisiones que tomamos son dictadas por el inconsciente. Lo que influye directamente al inconsciente son las emociones, decidimos en la parte emocional del cerebro y justificamos en la parte racional.

Lo que buscan los clientes es experimentar diferentes emociones antes de la compra y durante el consumo de un producto o servicio. Si esto se logra, el éxito está asegurado.

Todas las emociones que experimentamos son gracias a los sentidos.

El 83 % de la información que las personas retienen la reciben por los ojos.

En todo el cuerpo tenemos tacto, el sentido del tacto cuenta con 4 millones de receptores.

El sentido del gusto tiene más de 10,000 papilas gustativas.

El 75% de las sensaciones que afectan al ser humano son generadas por el olfato.

Olemos cada vez que respiramos, unas 20,000 veces al día.

Existen sonidos tan poderosos que nos provocan estados de ánimo.

Todos estos datos nos demuestran que las campañas y estrategias de marketing ya no tienen que ser bidimensionales, visuales y auditivas, tienen que tener al menos un sentido más.

Pablo Mercado (@paglom), mercadologo, consultor y conferencista especialista en marketing sensorial, cuento con 10 años de experiencia trabajando para varias marcas y empresas, lo que  ha dado la oportunidad de aprender sobre investigación de mercados, lanzamientos de productos, publicidad, relaciones públicas y diseño gráfico.

firmaPABLO

2 respuestas a «Dejemos de crear campañas y comencemos a crear emociones»

  1. Me encanta el concepto de Maketing Sensorial.. Me parece muy excitante.. Por cierto puedes explicar la cifra de cuantas señales sensoriales recibimos al dia? No queda clara si son 30, 300 o 3000 !.. Bueno le dare una vuelta al artículo y a ver si puedo empezar a aplicar mas marketing de emociones y menos crear campañas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *