Claves para diseñar un banner perfecto

Dicen que ya no están de moda, pero no es cierto, lo que ocurre que hay que saber diseñar un banner.

Ciertamente se trata de lo que llamamos publicidad intrusiva, la cual cada vez gusta menos a los internautas, pero si se hace bien un banner sigue siendo una herramienta estupenda para conseguir resultados.

No todo el mundo parece conocer las características que debe tener un banner para resultar atractivo y conseguir su objetivo.

Los 8 mandamientos para diseñar un banner

1. Ponte un objetivo antes de empezar

Como en cualquier acción publicitaria debes saber por qué y para qué necesitas crear tu banner.

Puede ser el lanzamiento de un nuevo producto, conseguir suscritores o más tráfico para tu web. Sea cual sea el objetivo principal, no puedes empezar a trabajar a ciegas.

Otro aspecto previo a tener en cuenta es tu público objetivo, no hay que perder de vista sus caracterescas en ningún punto de la edición del banner.

2. Diseña tu banner con las medidas más comunes

El Roba páginas (300×250) y el Mega banner (728×90) son los dos formatos más populares y los que más clics y tráfico generan.

En cualquier caso, asegurate de que tu diseño cumple con los estándares y formatos establecidos. 

Cómo crear un banner sin ser diseñador en 5 minutos

3. Elementos y diseño

Es muy importante mantener un diseño limpio, ordenado y sencillo.

Poner marcos o bordes en un banner es una buena idea ya que delimita tu anuncio, lo hace más claro y visual y por lo tanto llama más la atención.

El logo de tu marca no puede faltar, y aun que no es necesario puedes añadir las redes sociales.

Lo más importante: añadir un call to action bien claro y grande, es la parte que más nos interesa de al diseñar un banner para mover a la acción a nuestro público y conseguir el tan ansiado click.

4. A dónde dirige tu banner

Depende de los objetivos que te hayas marcado antes de empezar a diseñar un banner, deberás enlazarlo con un lugar u otro.

Lo más común y recomendado es crear una landing page específica, que ofrezca al visitante la información útil y concreta que necesita y que quieras transmitir, lleno de llamadas a la acción.

Se trata de facilitar a nuestro target las cosas el máximo posible ya que esta comprobado que cuantos más clics tenga que hacer un visitante, más posibilidades tenemos de perderle.

5. Textos claros y definidos

El mensaje no solo debe ser impactante, debe ser legible.

Buena idea: jugar con los tamaños del texto, destacando la información principal y disminuyendo en la información adicional.

Mala idea: utilizar cursivas y adornos que no hacen más que complicar la lectura y restar visibilidad e impacto. Las fuentes caligráficas no son la mejor opción.

6. No más de 150k de tamaño

Si antes hablábamos de las medidas, ahora lo hacemos del tamaño.

No debe  tener un peso superior a 150 k para que Google se haga amigo de tu banner. Es un tamaño muy pequeño que limita mucho el uso de fotografías.

Lo mejor es olvidarse de formatos JPG y utilizar vectores y PNG que no pesan nada.

Las imágenes no siempre son necesarias para crear un banner atractivo y eficaz, si utilizas una buena combinación de fuentes y colores será más que suficiente.

7. Utiliza los colores adecuados

Y hablando de colores, intenta no pasarte de efusivo.

Los colores corporativos son la mejor opción para que tu público relacione anuncio y marca.

Utilizar colores llamativos es una buena idea pero intenta ser comedido y no mezclar más de tres.

Los colores emotivos funcionan bastante bien, en caso de no tener tonos corporativos ya definidos.

No olvides que la facilidad de lectura es lo más importante por lo que los colores de fondo deben contrastar con el color de las letras, tanto en el diseño como en las llamadas a la acción.

8. Banner animados

Están cada vez más de moda y pueden resultar muy vistosos, pero a veces terminan siendo una mera animación para el espectador que no lleva a ningún resultado.

La animación no debe distraer de la propuesta de valor, que es lo primero que debes mostrar es siempre.

Si haces un banner animado debe ser cíclico para que la animación alcance los ojos del lector, pero no hagas más de 4 bucles seguidos ya que resulta muy cargante tener algo constantemente moviéndose en la pantalla.

Una buena idea es que la parte animada sea la llamada a la acción para dar mayor golpe de efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *