IKEA: Marketing Emocional

Ikea vuelve a reinventarse con su nuevo anuncio “Salvemos las cenas”, help campaña creada por Maccann para la compañía sueca.

La conocida marca de muebles ha querido aprovechar el mes de septiembre para aunar la vuelta al cole con el aprendizaje en familia a través del lema “menos deberes y más cenas”.

La familia es la protagonista del nuevo anuncio de Ikea

Ikea presenta el concepto de “cenología”, mostrando el excesivo tiempo que pasan nuestros hijos con las tareas escolares y la de tiempo que les quita de juego y momentos familiares.

La campaña busca ofrecer soluciones para fomentar las cenas en familia y aprovechar que sea un momento en el que todos puedan aprender juntos.

Consiguen llegar a su objetivo a través de despertar emociones en el publico utilizando cuatro familias distintas en el momento de preparar la cena, citando teorías o leyes interactuando con los alimentos.

Situando todo el anuncio en las cocinas de los hogares, consigue mostrar sus nuevos productos sin mencionar en ningún momento mueble alguno.

Este concepto de marketing sensorial provoca que la compañía sueca consiga diferenciarse de sus competidores en una actualidad en el que los productos no marcan la diferencia, pero sí la manera en el que lo venden.

La conexión especial que busca la campaña es realmente meritoria no solo seducir con sus diseños de cocina sino con lo que aportan esos espacios.

Ikea vende emociones

 

Hoy en día no basta con productos innovadores o fuertes campañas de publicidad. Sin embargo, contar con una fuerte personalidad para establecer vínculos con el público es clave en el mercado actual, y esto Ikea siempre lo ha hecho muy bien.

Generar sentimientos en los productos deja a un lado el concepto puro de la publicidad, abandonando el sistema de acentuar las cualidades del producto.

Lo que propone este tipo de marketing es dejar huella en el consumidor mediante estímulos basados en el bienestar o el placer, acompañando al público a situaciones o momentos únicos.

El ser humano es emocional por naturaleza, lo que afecta en sus decisiones de compra  y de consumo. El verse reflejado en un producto provoca deseo por consumirlo.

Es pronto para indicar que esta campaña será exitosa, pero no cabe duda que el movimiento que ha tenido hasta el momento en redes sociales le augura un futuro prometedor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *